sábado, 4 de diciembre de 2010

Capítulo 4

Voy a obviar todo lo que tenga que ver con el viaje. Voy a obviar que días antes de salir, Lola me dijo que quería que tomemos un poco de distancia de nuestra relación -algo que en mi idioma significa "conocí a otro tipo y no quiero tener ningún compromiso que me impida volteármelo".
Voy a obviar que viajé en Alitalia, me senté junto a una italiana cuarentona muy bonita. Voy a obviar que hablé todo el viaje con ella, y me enteré  viajaba a su país para pasar las fiestas con su padre enfermo. Voy a obviar que  la señora me besó, me dió su celular, y me contó que vive en Argentina y está casada con un uruguayo medio viejito. O mejor dicho, al revés: me contó que vive en Argentina con un uruguayo viejito, le pedí su celular y la besé.
Voy a obviar que iba a pasar la noche en un hostel del Foro Olímpico, pero terminé cenando y durmiendo en la casa que esta señora -de nombre Renata- que me dejó más que saciado.
Y definitivamente, voy a obviar todo lo que viví con ella durante casi dos semanas. En eso sí, seré absolutamente discreto.

Primero, estuve alejado, en medio de trámites, pasaporte y preparativos para iniciar este viaje. Luego, estuve alejado porque pasé dos semanas con Renata, conociendo Italia y mucho más.
Mi investigación se retrasó un poco. Y seguramente me vea obligado a pasar la navidad y el año nuevo aquí. Pero valió la pena. De todos modos, no tenía con quién pasarla en mi país.
Llegué a Scala Coeli ayer. Es un pueblo que se cae a pedazos.
Pueden googlearlo si quieren.
En las fotos que encuentren, descubrirán que nadie exageró al describirlo: este lugar debe estar exactamente igual que hace cien, doscientos o hasta trescientos años.
Las casas son viejas, las calles son viejas, la gente es vieja.
La descripción era tal cual habían dicho.
Viajé en auto con Renata por media Italia, y el viaje concluyó en la entrada de  del pueblo. Me dejó allí, y nos despedimos con la promesa de que pasaría unos días en Sicilia y volvería a visitarme. La vi alejarse y subí la colina. En el camino, recordé algo que me había dicho Renata sobre el pueblo: el nombre "Scala Coeli"  proviene de un antiguo dialecto italiano, y su  significado es "Escalera al Cielo". Un excelente nombre: la subida me dejó con la lengua afuera, literalmente hablando.
Caminé con mi mochila al hombro por el pueblo. La gente no disimulaba su incomodidad al verme. Los chicos dejaban de jugar a la pelota para verme pasar. Las señoras se asomaban por las ventanas. Muchas viudas vestidas de negro. Muchos hombres con bigotes gruesos y aspecto campesino. Y muy pocas personas jóvenes. Crucé por las calles de piedra recibiendo las miradas de uno y otro lado

Todo lo que veía me resultaba familiar. Todo.

Llegué al hotel. Al hotel-residencial-casa familiar de la familia Scarpato. La señora Anna me tomó los datos. La descripción era muy parecida a la que daba Miguel en su cuento. Era tal cual me la imaginaba.

La señora Anna me tomó los datos.
Y allí descubrí que en ese lugar pasa algo raro:
La señora comenzó a escribir mi apellido antes de que yo se lo dijera.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy la primeraaaa!
Por fin un post, me estaba poniendo ansiosa.
besos,
Michellines

miralunas dijo...

usté es un maestro para ser indiscreto, Morel. casi ni parece argentino. nos ha mostrado su aventura con la tana como tras de un cortinado de voile y...

a mí me parece que lo algo raro que pasa es usté, Morel. y eso hace impecable su relato. otra vez.

mis saludos!

MAGAH dijo...

ja.. y se me ocurriò darle vida a sus días con Renata, no puedo evitarle, es mas fuerte que yo.

y...¿Por què cuarentona suena tan feo? aún cuando resalte que era bonita, no se arregla para mi gusto. Ta bien, no hay otra forma de hacer mención a las cuatro décadas, mucho peor son estos tèrminos que remontan a Arjona.

Además del paseo y me voy al google, me quedo intrigada.

Sigo siguiéndolo.

Viejex dijo...

La señora comenzó a escribir mi apellido antes de que yo se lo dijera. Zas! ya empezamos con las cosas raras!

Natalia Alabel dijo...

Lo guglié, posta que es un pueblito deprimente. Cuídese Morel.

PABLO FRANKO dijo...

Impecable traducción de "tomemos un poco de distancia de nuestra relación". Ojo que se esta filtrando la información en ese pueblo y usted es uno solo. Tenga a Renata a mano para huir si fuese necesario. Abrazo

Jazmin dijo...

Viejex me lo sacó de la boca. Ya empezamos...

Oiga, ni siquiera apoyó el segundo pie en el pueblo y ya empieza el suspenso!



Yo lo entiendo. Mire que estando en Italia, con una italiana dispuesta, va a estar pensando en el trabajo!
Pero bueno, ahora concéntrese, quiere, mire que los tanos no somos gente fácil.