viernes, 28 de enero de 2011

Capítulo 8


Hace un tiempo que no me enamoro. Y mucho más hace que alguien no se enamora de mí. 
Por eso, no recuerdo cuándo fue la última vez que recibí una carta escrita de puño y letra. Creo que nunca. Sólo una vez, una notable escritora con la que mantuve una relación, me dedicó varios cuentos y poemas. Aún hoy –cuando las defensas me bajan lo suficiente- los busco en Internet para leerlos y subir mi autoestima.
Por eso digo… hace mucho que no recibo una carta manuscrita.
Hoy recibí una.
Sorpresivamente, alguien quiere hablar conmigo. 
Justo ahora, que estaba pensando seriamente en dar por terminado el caso. Es muy difícil resolver algo cuando nadie quiere contártelo. Es obvio que aquí hay una confabulación tan grande como el pueblo. Y particularmente, incluso puedo sospechar qué es lo que se está escondiendo. Puedo sospechar qué pasó con Renzo... y en verdad hasta sospecho la verdadera identidad del padre abandónico de Renzo.

Es raro. Porque aquí nadie parece querer acercarse a mí. Incluso, aún sigo recordando las palabras de temor de mi amigo Viejex, cada vez que la señora del hotel me saluda por mi nombre. 
Es lo único que me dice, junto con una mirada de zorra astuta y maliciosa:
Bongiorno, Morel.
Buonasera, Morel.
Buonanotte, Morel.
Fucking, vieja puta.

La carta que recibí no era de amor. En lo más mínimo. Pero tenía algo llamativo: estaba escrito en un mal español. Y decía:

“Se algo que pueda usted querer saber de Renzo Viggiatore. Jueves a la noche 8.55, en la cementerio, tumba 44”.

Tumba 44. ¿Sería la tumba de Renzo?

9 comentarios:

Cybeles dijo...

Aaaaaaah! y lo tengo que leer a la una de la mañana estando sola en mi casa!!!! Suerte Morel!

Viejex dijo...

44? la cárcel en la quiniela, si no me equivoco. ¿no?

Yo probaría sonreírle a la vieja puta. Con un poco de suerte ella no va a saber el porque de la sonrisa. Pocas cosas son tan perturbadoras como la curiosidad.

Y por otro lado, no es justo que uno sea el único desorientado.

Cybeles dijo...

Bien por Viejex! Es verdad no es justo que Ud. sea el único desorientado!

Natalia Alabel dijo...

Aia, miedo

Anónimo dijo...

Por fin algo!
Ya estaba perdiendo el interes, ahora me quedo.
Saludos Morel,
Michelines

miralunas dijo...

venía a decirle lo del 44, pero me ganó Viejex. una tumba puede ser una cárcel?
cuídese, por los que putas pudiere...
bueh...ya es sábado.

espero que me cuente, Morel.

Morel? eh, Morel! anda por ahí? pero...

miralunas dijo...

ah... es el próximo jueves, acado de percatarme!

entonces, conteste, pues! menudo susto me he llevado!

Una escritora dijo...

Que bueno este capítulo.
Me metió de lleno de nuevo en la historia.
Me encantó el énfasis en lo dicho.
Y si le sirve de consuelo, ya nadie recibe cartas manuscritas.

Una pena, vea.

MAGAH dijo...

Buonanotte Morel...

...bueno, bueno...habrá que esperar hasta el jueves 8.55 hs.

Sea puntual, a mi esa exactitud de minutos me hace pensar en que eso, algo tiene que ver con lo que ud debe ver o escuchar.